Ir al contenido principal

Amor en Tragedia

Lo conocí la primera noche en el Titanic.
Paseaba por la cubierta después de la cena. Hacía frío pero eso no me importaba. Estaba sola sin mi molesta madre. No es que la quiera pero no puede parar de decirme que debo conseguir un prometido, si no me apuro me quedare para vestir santos y demás.
Suspire viendo las estrellas.
Yo quería encontrar a un hombre que me amará y vivir por siempre feliz. Puede que ya no fuera una niña, fuera demasiado grande para cuentos de hadas, pero no podía pedir eso en mi corazón. Pero se que esa no será mi realidad. Tendre suerte de ser feliz y no casarme por simple compromiso.
Cuando me abrazo a mi misma por el frío pienso en regresar a mi cuarto. Pero antes de hacerlo siento algo tibio sobre mis hombros. Me giró y descubro un hombre de mi edad, tal vez un par de años mayor. Me sonríe amablemente. Sus ojos parecen cansados pero soñadores.
-No puedo permitir que una dama pase frío- me dijo como explicación a ponerme en mis hombros su saco
-No es necesario yo…
-No se preocupe- me interrumpió colocando un amplia mano sobre la mía -si no desea aceptar su ayuda, permítame acompañarla a su camarote- me ofreció su brazo -es un poco tarde para que una dama este sola
Dude un momento en aceptar en su ofrecimiento. Pero al no ver nada malo en eso los dos nos fuimos. Durante esos minutos él me hablo de él y yo de mi, por su insistencia. Me despidió ante la puerta del camarote que compartía con mis padres con un beso en la palma de mi mano.
Al día siguiente nos volvimos a encontrar. Nos fuimos a conversar a solas bajo la mirada recelosa de mi madre. Aunque cuando se entero que se trataba de un hombre que viajaba en primera clase me insistió en que debía hacer lo posible para cortejarlo y antes de llegar a New York me tenía que haber pedido matrimonio.
Trate lo mejor posible de hacerme oídos sordos durante esas conversaciones. Pero mientras más tiempo pasaba con él mi corazón fue perteneciéndole más y más. Todo un caballero, amable y una sonrisa que me encantaba. A pesar de irme enamorándome de él nunca seguí los consejos de mi madre. En ningún momento creí que él podría fijarse en mi de esa forma.
Hasta esa fatídica noche.
Paseábamos en la cubierta cuando sentimos el temblor. Poco después vimos el iceberg, pues nos encontrábamos en el lado opuesto donde ocurrió el choque. Intento descubrir lo que ocurrio pero nadie del personal nos decía nada y eso me ponía nerviosa. Solo por medio de otro pasajero nos enteramos de lo ocurrido.
Eso aumento mi temor y me llevo con mis padres antes de marcharse. No recuerdo cual fue su razón. Pero recuerdo que me aseguro volverme a encontrar más tarde y todo saldría bien para tranquilizarme. Pero a pesar de sus palabras algo en mi interior me decía que algo malo pasara
Mientras los minutos pasaban la tensión en el ambiente aumentaba lentamente pero a paso firme. Nos pedían usar los chalecos salvavidas. Los murmullos sobre lo ocurrido recorrían los pasillos. La inquietud empezaba a surgir en todos.
Pronto empezaron llamar a los de primera clase para subir a los botes salvavidas. Solamente subían mujeres y niños.
Como pasaban los minutos y veía como los botes se iban alejando me asustaba más. Éramos de segunda clase y no sabía si mi madre y yo tendríamos oportunidad para tomar un bote. Además por la regla de solo mujeres y niños quizás no podría volver a mi padre. Eso me aterraba aún más.
Con los músicos de la primera clase tocando mientras de nosotros buscábamos la forma de subir a un bote él se reunio con nosotros. No me importo lo que pudiera pensar y lo abrace tan pronto lo tuve cerca. Para mi sorpresa él correspondió mi abrazo.
Estuvimos así unos segundos antes que los empujones de las personas nos hicieron separarnos. Nos ayudo a avanzar entre los hombres para subir a un bote. Pero durante el camino mi padre quedo atrás intente tomar su mano para que siguiera con nosotros pero solo logre que la separación fuera más dolorosa.
-Papá- grite cuando nuestras manos se estiraban lo máximo que podían solo para que se separan mientras era obligada a avanzar
Al llegar frente al bote mi madre subía junto con otras mujeres. Ahí un par de hombres más, de primera clase seguramente. Él subio también y estiraba sus manos para ayudarme a subir pero un oficial se interpuso entre nosotros.
-Lo siento señorita pero tendrá que esperar al siguiente- me dijo un oficial separándome de él, sintiéndome asustada y sola, ya me había separado de mi padre, ahora también quería alejarme de mi madre y de él
-Esperen- pidió mientras salía del bote –toma mi lugar- me dijo tomando mi mano
-Pero…- intente hablar, a pesar de sentirme sola sabía que debía subir, por la regla de solo mujeres y niños, tal vez esa fuera su única oportunidad de salvarse. Las personas ya estaban histéricas, el miedo se encontraba en todos y los disparos a los lejos alimentaban aún mi propio miedo.
-No te preocupes- me dijo mientras me tomaba por la cintura con tanta facilidad que se sorprendí para ponerme al lado de mi madre –subiré en otro bote, tu padre irá también- me dijo con su sonrisa amable
Lo decía para tranquilizarme, para darme seguridad, pero en el fondo sabíamos que tal vez eso no pasaría.
Intente salir y que él tomará nuevamente su lugar. Yo aún tenía una oportunidad de salir con vida, él tal vez esta era la única. Pero el sorpresivo beso que me dio me paralizo.
-Cuidate- me susurro antes de separarse para luego mirar al oficial que empezó a dirigir a sus compañeros para bajar el bote.  Sin que pudiera hacer algo nos fuimos alejando. Nuestras miradas no se separaron en ningún momento hasta estar demasiado lejos para distinguirnos. Hasta el momento que no distinguía su sonrisa y finalmente pude reaccionar a lo ocurrido.
Esa fue la última vez que lo vi.
Hasta hoy.
En el momento que debo partir de este mundo el regresa a mi lado para guiarme en este nuevo comienzo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Final de Naruto

Con 700 capítulos, reunidos en 72 tomos, el manga de Naruto llega a su fin después de 15 años de publicación. Aunque el anime basado en el manga sigue trasmitiéndose, pero su final se acerca pronto, además tiene 9 películas y en Diciembre se tiene previsto el estreno de otra: The Last. Puede que para muchos el fin de este manga no sea gran cosa. Pero durante 15 años ha formado parte de la vida de miles de personas. Para mi mucho menos, pues lo conocí gracias que fue trasmitido por televisión abierta durante mi adolescencia, debo conocerlo por lo menos 10 años.


En aquel entonces no llegue a verlo más allá del examen chunnin. Un par de años después lo volví a ver por Cartoon Netword, termine Naruto y empece Naruto Shippuden. Por aquel entonces estaba aprendiendo sobre lo que me permitía ver y leer el Internet de forma gratis, aunque ilegal. Por eso, cuando terminaron de trasmitir capitulos nuevos y viendo que podía ver anime gratis por internet empezé a investigar y quede impresionada …

Orar

Nunca considere hacerlo, siempre me burle de quienes lo hacían.
Pero hoy desesperado y sin nadie en quien confiar.
Ruego que mi plegaría sea capaz de llegar a alguien, a quien sea, y me pueda brindar una mano a esta alma desesperada.

Recomendación de Fanfiction: Saga Alianza

Disclaimer: Tanto los fanfics como las imágenes no son mías. Las imágenes son fanart hechos por fans de la saga basados en algo ocurrido en ella.

El día de hoy les traigo una recomendación de una saga de fanfics que me ha encantado de Harry Potter. Pero antes de hablarles de la saga les quiero advertir de su contenido. No se preocupen no es nada malo pero puede que algunos no les guste algunas cosas.

Advertencias:
-El fanfic empieza inmediatamente después del final de los libros de J. K. Rowling
-Incluye slash (relación homosexual), las parejas principales son Draco/Harry y Scorpius/Albus. Ambas relaciones se desarrollan durante la saga, incluso empiezan hasta un par de fanfics después.
-Lemon (escenas de sexo explicito) slash
-Muerte de Personajes. No se preocupen los protagonistas no xD

Siendo ya previamente advertidos y aún así les interesa esta saga empezare hablar sobre ella.

La saga Alianza fue creada por Helena Dax. La cual consiste en una serie de siete fanfics, actualmente cin…