Ir al contenido principal

Mi Persona Perfecta

-¡Qué lindo es el amor! Cuando te enamoras. Cuando sabes que hay alguien especial solo para ti. ¡La persona perfecta!- es lo que pienso al ver a mi prima Laura junto a quien hace unos minutos se ha convertido en su esposo.
-¿Cómo será la persona perfecta para mí?- pienso mientras me dejo llevar por mis fantasías. Un chico guapo, genial, que siempre sea dulce conmigo y ante todo romántico. Suspiro. Antes que uno de mis hermanitos corra a mi lado y me empuje. La realidad es diferente. No hay muchas personas románticas. Y las pocas que aún existan no se fijaran en mí. Uff.
Además en las películas siempre pasa que los protagonistas se enamoran de la persona menos esperada. Un encuentro casual. Se pelean o hablan y esperan no volverse a encontrar nuevamente y pum el destino los vuelve a unir. Aunque a veces es diferente. Pero siempre es un tipo genial. Lástima que mi vida no sea una película.
La mayoría de mis amigas tiene o ha tenido un novio. ¿Y yo? Sigo esperando a mi príncipe azul que parece que nunca llegará. De pronto me siento como la protagonista de “La princesa que cree en los cuentos de hadas” un libro que una compañera leyó hace mucho. No sé que trata el libro pero seguramente la protagonista debe ser como yo. Alguien que cree en los cuentos de hadas y un día, de pronto, se da cuenta de la cruel realidad.
Salimos de la iglesia y todos los invitados nos vamos al salón para festejar la boda.
-¿Cómo debe ser la persona perfecta? La indicada para mí- vuelvo a preguntarme. Durante la comida es en lo que pienso.
Quiero que sea guapo, o al menos lindo. Que sea detallista. Pero no de los que siempre te dan regalos cada vez que creen que es algo importante. Sino que cuando lo haga sea especial. Aunque sea solo el día de mi cumpleaños. Cuando estemos juntos sea como estar con mi mejor amigo y al mismo tiempo sea con la persona que no quiero separarme. Con él sea feliz, me sienta especial y segura, aunque no pueda matar ni una mosca. Sea amable y tierno, aunque solo sea conmigo y sea nuestro pequeño secreto. Que sepa cómo sacarme con una sonrisa aunque este triste y este a mi lado dándome su apoyo, aunque solo sea dándome la mano. Que puedo contar con él en las buenas y las malas. Siempre piense en mí, aunque, claro, no obsesivamente. Con que piense al menos en mí unos minutos al día. Que a pesar de cualquier prueba o problema que nos ponga el destino saldremos adelante.
Ok. Lo último ya parece película, pero no puedo evitarlo. Soy una soñadora, una idealista. No hay problema con soñar un poco, ¿verdad?
La fiesta continúa y me olvido por un momento de mis preguntas y solamente disfruto. Hasta que llega mi parte favorita: arrojar el ramo. Desde los 10 años estoy entre las chicas que se reúnen para ser la afortunada de atrapar el ramo. Aunque claro nunca ha tenido esa suerte. Pero siempre es emocionante formar parte de este grupo.
-A la una…- empieza el conteo mientras mi prima mueve el brazo con el ramo, como practicando para aventar el ramo -a las dos… -hace el ademan de aventarlo –a las dos y media- dice cuando vuelve a el mismo ademán sin arrojarlo –y…- ¡Cómo les gusta hacer de emoción!- ¡Tres! –gritan cuando finalmente el ramo esta en el aire. Todas levantamos la manos esperando ser la afortunada en conseguir el ramo.
Vuela en mi dirección. Puede que esta vez tenga suerte. Y… cerca, demasiado cerca. No conseguí el ramo. Una chica frente mío lo agarro antes. Pero he estado más cerca que cualquier año. -Puede que sea una señal. Tal vez este cerca de encontrar a mi “persona perfecta”- pienso mientras regreso a mi lugar dejándome llevar por mis ilusiones y por eso no me fijo por donde camino y ¡plaf! Me caigo haciendo uno de mis peores osos de mi vida. En un vano intento para evitarlo me sujete del mantel de una mesa cercana y provoco que todo caiga encima de mí y para terminar alguien no termino su refresco y me cayó encima. Definitivamente no fue una señal.
-¿Estás bien?- me pregunta alguien. Cuando aún intento recordar donde está el cielo y la tierra. Me di un buen golpe.
-Si, si me olvido del refresco en mi vestido y del golpe que me di -contesto mientras tomo la mano que me ofrece y me ayudara a levantarme.
-Tienes suerte que no se note tanto y no debería costar tanto quitarlo
-Tal vez. Pero ahora tendré que irme y con lo feliz que estaba
-¿Quieres que te lleve?
-No quiero ser un problema. Además ¿Por qué no estás con el resto de los hombres esperando conseguir la liga?
-Bueno… tú no tienes el ramo- me dice con una sonrisa y estoy segura que en mi rostro se muestra tanto la sorpresa como un sonrojo por ¿el piropo? No estoy segura –Y no, no será un problema. Más bien un placer. ¿Entonces?
-Ok, pero no intestes nada
-¿Además de llevarte a tu casa? –reímos los dos.
Después de despedirnos de unas personas y claro de los novios. Nos fuimos.
Semanas después me di cuenta de algo. Aunque no sea de la forma que esperaba, pero… puede que haya encontrado a mi persona perfecta.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Bueno este relato también lo hice originalmente para un concurso. No me gusta del todo. Pero la idea me encanta.

Comentarios

Citu ha dicho que…
Me encnato la idea, puedes hacer una genial novela romántica. Todo el mundo desea halla a su persona perfecta, un beso y te me cuidas.

Entradas populares de este blog

El Final de Naruto

Con 700 capítulos, reunidos en 72 tomos, el manga de Naruto llega a su fin después de 15 años de publicación. Aunque el anime basado en el manga sigue trasmitiéndose, pero su final se acerca pronto, además tiene 9 películas y en Diciembre se tiene previsto el estreno de otra: The Last. Puede que para muchos el fin de este manga no sea gran cosa. Pero durante 15 años ha formado parte de la vida de miles de personas. Para mi mucho menos, pues lo conocí gracias que fue trasmitido por televisión abierta durante mi adolescencia, debo conocerlo por lo menos 10 años.


En aquel entonces no llegue a verlo más allá del examen chunnin. Un par de años después lo volví a ver por Cartoon Netword, termine Naruto y empece Naruto Shippuden. Por aquel entonces estaba aprendiendo sobre lo que me permitía ver y leer el Internet de forma gratis, aunque ilegal. Por eso, cuando terminaron de trasmitir capitulos nuevos y viendo que podía ver anime gratis por internet empezé a investigar y quede impresionada …

Orar

Nunca considere hacerlo, siempre me burle de quienes lo hacían.
Pero hoy desesperado y sin nadie en quien confiar.
Ruego que mi plegaría sea capaz de llegar a alguien, a quien sea, y me pueda brindar una mano a esta alma desesperada.

Recomendación de Fanfiction: Saga Alianza

Disclaimer: Tanto los fanfics como las imágenes no son mías. Las imágenes son fanart hechos por fans de la saga basados en algo ocurrido en ella.

El día de hoy les traigo una recomendación de una saga de fanfics que me ha encantado de Harry Potter. Pero antes de hablarles de la saga les quiero advertir de su contenido. No se preocupen no es nada malo pero puede que algunos no les guste algunas cosas.

Advertencias:
-El fanfic empieza inmediatamente después del final de los libros de J. K. Rowling
-Incluye slash (relación homosexual), las parejas principales son Draco/Harry y Scorpius/Albus. Ambas relaciones se desarrollan durante la saga, incluso empiezan hasta un par de fanfics después.
-Lemon (escenas de sexo explicito) slash
-Muerte de Personajes. No se preocupen los protagonistas no xD

Siendo ya previamente advertidos y aún así les interesa esta saga empezare hablar sobre ella.

La saga Alianza fue creada por Helena Dax. La cual consiste en una serie de siete fanfics, actualmente cin…