Ir al contenido principal

Recuperádote - Capitulo 10


Capítulo 10
-Tal vez no debería…- pensaba Azucena mientras se dirigía al departamento de Eduardo. Sus amigos le organizaron una fiesta de cumpleaños, y por extraña razón la invitaron a ella también, aunque no conocía a ninguno de ellos. Ahora se daba cuenta que tan poco conocía al actual Eduardo. Aunque en el pasado fueron los mejores amigos, a pesar de que hace años siempre estaban juntos, ahora todo era diferente. Cada uno con su vida hecha y con rumbos distintos ¿había una oportunidad para que ambos tuvieran algo más que una simple amistad?
Además estaba el detalle de esa mujer y la bebé que vio tiempo atrás. ¿Quiénes eran y que relación tenían con Eduardo? Si realmente eran su familia no podía hacer nada. No por un viejo amor destruiría una familia. Pero primero debía saber la verdad. Quería aferrarse a la pequeña esperanza de que todas esas ideas son solo su imaginación y aún tenía una pequeña oportunidad de estar con él.
Cuando las puertas del elevador se abrieron en el piso Eduardo logro escuchar la música. Aunque no era demasiado alto como para molestar a sus vecinos.
-Hola, pasa y ponte cómoda- le dijo un chico moreno con rastas y una cinta en el cabello, quien le abrió, con una sonrisa amigable y haciendo un además con la mano derecha, que tenía una lata de cerveza
Azucena le sonrió antes de empezar a buscar a Eduardo. No conocía a nadie y se sentiría más tranquila verlo. Claro si no se encontraba con esa mujer. Tenía miedo descubrir que sus sospechas fueran verdad, pero seguía aferrándose a esa pequeña esperanza de que solo fueran ideas suyas, tonterías.
Lo encontró rodeado de varias personas entre risas y bromas. Justo como en la secundaria. Era el centro de su grupo de amigos, uno de las personas que se llevaba con todo el mundo. La persona que siempre podrías confiar.
-¡Azucena!- exclamo sorprendido cuando la vio haciendo que se sonrojara por ser descubierta
Se había quedado como una tonta observándolo a lo lejos en lugar de acercarse y saludarlo como tenía que ser.
-No esperaba verte- comento algo extrañado –aunque seguramente Marisol te invito- comento de forma distraída más para si que para ella, pero Azucena lo escucho perfectamente
-Ese debe ser su nombre- pensó sintiendo una punzada en el corazón –¿aunque porque le hablo de mi?
Eduardo le presento algunos de sus amigos y todos pasaron un buen rato en la fiesta. Azucena no vio a Marisol hasta una hora después, cuando ella estaba pensando que solo era alguien sin importancia, aunque le seguía molestando el beso.
-Escuchen las almas de la fiesta acaban de llegar- dijo Marisol entrando al departamento acompañada de las risas de Crystal –y al que se le ocurra hacerle algo feo a mi niña se las vera con Eduardo
-¿Y yo porque?
-Porque eres el pa…-no termino de hablar al ver a Azucena al lado de Eduardo, supo que era ella pues era la única que no conocía
-¡Azucena! Finalmente te conozco- exclamo Marisol acercándose a la susodicha -mira Crystal es la famosa Azucena –acomodo a la niña entre sus brazos para que Azucena quedara frente a ella.
La niña se quedó mirándola estirando su manita. Azucena se acercó a ella sonriéndole, preguntándose como la reconoció si era la primera vez que se veían. Pero antes de poder preguntar algo Crystal tomo entre sus deditos un mechón de cabello empezando a jalarlo con todas su fuerzas mientras reía.
-¡Crystal!- gritaron algunos sorprendidos mientras otros se reían de la graciosa escena
Después de varios intentos lograron que la pequeña soltara el cabello de Azucena. No entendían la razón de su actuar. Principalmente porque era tímida con las personas que apenas conocía.
-Crystal no debes hacer eso- la regaño su mamá, pero ella no entendía lo que sucedía y simplemente reía, todos habían actuado de forma graciosa cuando jugaba y eso la alegraba
-No entiendo que le paso- comento extrañado Eduardo –casi no actúa así, llora cuando su mamá se aleja de ella, apenas si quiere estar conmigo
-Tal vez le agradas- comento Marisol
-Jeje tal vez- dijeron ambos sin realmente creerlo
La fiesta siguió y a pesar de la incertidumbre que la invadía cada vez que veía a Marisol y Eduardo juntos intento pasarlo lo mejor que podía. Después de todo es una fiesta y tenía que divertirse.
-¿Y tienes novio?- le pregunto uno de los compañeros del trabajo de Eduardo, alto, moreno, educado
-¿Eh?- la pregunta la había tomado desprevenida, además estaba viendo a Eduardo –no
-¡Que bien! En…- ya no escucho del resto pues sin que alguien lo notara Marisol había llegado a su lado para llevarla a la cocina, donde no había nadie, después de que Marisol corriera a una pareja
-¿En serio no tienes novio? ¿Terminaste con Martín?
-Si y si- dijo nerviosa no esperaba que hiciera eso y mucho menos que conociera su relación con Martín, bueno antigua relación ¿Qué otras cosas le habría contado Eduardo sobre ella?
-Oh- dijo antes de sonreír como si supiera algo que nadie más conocía y eso inquietaba Azucena -¿y porque terminaron?
-No creí que funcionara- le contesto, algo le decía que si no lo hacía Marisol haría hasta lo imposible por descubrirlo y no le gustaría eso
-¿Solo por eso?- pregunto ampliando más su sonrisa
-Bueno…- no podía decirle sobre Eduardo, si realmente tenían algo seria muy incomodo que ella le dijera que estaba de él desde hace años.
Aparto la mirada, vio hacia la puerta intentado evitarla mirarla y juzgar si tenía una oportunidad de escapar. Pero en ese momento Eduardo apareció en la puerta, al menos desde su posición podía verlo. Se quedo viéndolo olvidando que había alguien con ella.
Marisol parpadeo un par de veces para confirmar que Azucena se había olvidado de su presencia. Siguió su mirada para descubrir que la tenía tan distraída. Una gran sonrisa apareció en su rostro al encontrar el culpable.
-¡Te gusta Eduardo!- casi grito de alegría por su descubrimiento
-¡No grites!- le pidió sonrojándose y esperando que nadie, mucho menos Eduardo, la haya gustado
-Así que si te gusta
-Bueno… si- susurro sonrojada evitando mirarla a los ojos
Describir la alegría que sintió Marisol era difícil de descubrir, parecía una niña y faltaba poco para que empezara a saltar, ella se alegraba por ambos. Ellos tendrían una tierna historia de amor casi completa y solo faltaba que ambos supieran los sentimientos del otro para el “Vivieron Felices”. Aunque su historia de amor no termino bien le alegraba que ellos sí, además una tan tierna.
-¿No te importa?- pregunto tímidamente, aunque tenía mucha curiosidad por saber su reacción
-Claro que no, ¿por qué de…?- se interrumpió al darse cuenta de lo que pasaba por la cabecita de Azucena
-Solo somos amigos- le explico cuando se calmó del ataque de risas recién sufrido –Eduardo solo es el PADRINO de Crystal
-Ah, jajaja- se rió de si misma, se sentía como un completa tonta, tantos miedos para que solo fueran eso. Aunque también aliviada, ahora no había nada que impidiera que pudiera estar con él. Claro si él sentía lo mismo por ella.
-Ahora solo queda que te confieses. Voy por él
-¡No!- se interpuso en la puerta –no voy hacerlo ahora, y menos con tantas personas que nos puedan ver
-Pero si era la ocasión perfecta- se quejó pero no intento seguir con su idea –entonces te ayudare a que tengas la oportunidad para hacerlo
-O que él lo haga, lo primero que pase- pensó, de una u otra haría que ambos terminaran juntos
-¡Marisol!- escucharon todos, incluso sobre el ruido de la música, el desesperado grito de un hombre
Cuando la susodicha llego al lugar donde la llamaban. El tipo, quien fue el desafortunado elegido para cuidar de la pequeña mientras Marisol y Azucena hablaban, no sabía que hacer con la pequeña que lloraba y por el olor de despedía acababa de hacerse del baño.
Por esto ambas tuvieron que irse de la fiesta, además ya era tarde y Crystal debía dormir. Después de ella poco a poco los invitados fueron marchándose. Dejando solos Azucena y Eduardo.
-¿Quieres ver una pelicula?- le pregunto cuando la encontró espiando los títulos de estas
-¿Podemos?- pregunto ilusionada, pues se trababa de la pelicula de Avatar, la cual no había podido ir a ver
-Claro, pon la que quieras y yo hago unas palomitas
-Creo que mejor acomodamos todo, te dejaron un poco de desastre
-Creo que si
Ambos recogieron la basura y limpiaron todo mientras las palomitas se preparaban. Azucena pensó en lo que Marisol le había dicho. Sobre que era el día perfecto para confesarse y pensó que podría hacerlo. Cuando vieran la película, porque mientras limpiaran no tendría nada de romántico. Pero se le olvido la idea cuando empezó. Estaba demasiado concentrada en esta para pensar en otra cosa.
Cuando termino era demasiado tarde y ella tenía que volver. Antes de que Karina se desesperara por su tardanza. Su amiga quería un informe completo de lo ocurrido.
Tal vez hubo perdido una oportunidad. pero aún quedaban muchos. Lo más importante era que todo regresaba como antes. Es como si el tiempo que se no se vieron nunca hubiera pasado.

Comentarios

Citu ha dicho que…
uy la rutina es engañosa, te mando un beso y cuidate mucho . Buen fin de semana
Citu ha dicho que…
uy la rutina es engañosa, te mando un beso y cuidate mucho . Buen fin de semana

Entradas populares de este blog

El Final de Naruto

Con 700 capítulos, reunidos en 72 tomos, el manga de Naruto llega a su fin después de 15 años de publicación. Aunque el anime basado en el manga sigue trasmitiéndose, pero su final se acerca pronto, además tiene 9 películas y en Diciembre se tiene previsto el estreno de otra: The Last. Puede que para muchos el fin de este manga no sea gran cosa. Pero durante 15 años ha formado parte de la vida de miles de personas. Para mi mucho menos, pues lo conocí gracias que fue trasmitido por televisión abierta durante mi adolescencia, debo conocerlo por lo menos 10 años.


En aquel entonces no llegue a verlo más allá del examen chunnin. Un par de años después lo volví a ver por Cartoon Netword, termine Naruto y empece Naruto Shippuden. Por aquel entonces estaba aprendiendo sobre lo que me permitía ver y leer el Internet de forma gratis, aunque ilegal. Por eso, cuando terminaron de trasmitir capitulos nuevos y viendo que podía ver anime gratis por internet empezé a investigar y quede impresionada …

Orar

Nunca considere hacerlo, siempre me burle de quienes lo hacían.
Pero hoy desesperado y sin nadie en quien confiar.
Ruego que mi plegaría sea capaz de llegar a alguien, a quien sea, y me pueda brindar una mano a esta alma desesperada.

Recomendación de Fanfiction: Saga Alianza

Disclaimer: Tanto los fanfics como las imágenes no son mías. Las imágenes son fanart hechos por fans de la saga basados en algo ocurrido en ella.

El día de hoy les traigo una recomendación de una saga de fanfics que me ha encantado de Harry Potter. Pero antes de hablarles de la saga les quiero advertir de su contenido. No se preocupen no es nada malo pero puede que algunos no les guste algunas cosas.

Advertencias:
-El fanfic empieza inmediatamente después del final de los libros de J. K. Rowling
-Incluye slash (relación homosexual), las parejas principales son Draco/Harry y Scorpius/Albus. Ambas relaciones se desarrollan durante la saga, incluso empiezan hasta un par de fanfics después.
-Lemon (escenas de sexo explicito) slash
-Muerte de Personajes. No se preocupen los protagonistas no xD

Siendo ya previamente advertidos y aún así les interesa esta saga empezare hablar sobre ella.

La saga Alianza fue creada por Helena Dax. La cual consiste en una serie de siete fanfics, actualmente cin…