Ir al contenido principal

New Destiny - Capitulo 7


Al día siguiente Hitomi continuaba encerrada en su habitación. Después de salir del hospital sin que nadie se diera cuenta pues todos tenían otras cosas por hacer o simplemente no le prestaron atención. Al llegar a casa se fue directamente a su habitación, su madre no se dio cuenta de su llegada hasta horas después cuando Miyako llegó buscándola.
Sabían que se encontraba en casa por el camino de ropa manchada de sangre que dejo. La llamaron pero ella no contesto, solo se escuchaba el sonido del agua caer. Ambas pensaron que lo mejor sería dejarla tranquila por el momento, después ella saldría, pero se equivocaron. A pesar de sus esfuerzos la chica no salía de la alcoba.
¿La razón? Se sentía la responsable de la muerte de su amiga. Una y otra vez se pregunta ¿qué hubiera pasado si hubiera intentado ayudarla? Si no hubiera dudado…
Con sus dudas y miedos se dejaba sumergir lentamente en la oscuridad y si no hacían pronto algo, puede que nunca pueda regresar de la oscuridad.

Pero ella no era la única que se sentía en parte culpable. Estiben también, principalmente por el hecho que fue él quien llevo el arma a la escuela y quien la disparo, por descuido, pero finalmente fue él. Aunque nadie lo culpaba por eso, el compartía parte de esa culpa.
También estaba Carlos. Él también se sentía culpable, pero por razones diferentes a la de los otros dos. Pues si él no hubiera estado ahí, las cosas hubieran sido diferentes.
Después del disparo quedo en shock. Le pareció que todo a su alrededor empezaba a moverse con lentitud y que se encontraba fuera de este mundo. Al girar en busca de la razón de los gritos se encontró con lo más terrible que pudiera pensar. Vio con gran dolor la escena entre sus amigas, hasta que Matt se acerco a él.
-Debes irte- le dijo
-¡Pero Mary nos necesita!
-No debes estar aquí ¿Es que no te das cuenta?- le grito asustado, fue en ese momento en que Carlos sintió que fue regresado a la realidad de un golpe. Escucho los murmullos, las lagrimas y mientras miraba a su alrededor vio a Esteben de rodillas repitiendo como un mantra “Yo no quería que pasara esto” mientras sus lagrimas recorrían su cara antes de caer inevitablemente al suelo. Por último vio como varios de los presentes lo señalaban como el culpable.
-Debes irte- le repitió
Ambos se miraron a los ojos por unos momentos. En sus miradas se reflejaban su miedo e inseguridad. Solo eran unos niños que se han visto en la desgracia de enfrentarse a esta realidad de la cual no deberían encontrarse.
Matt cree que es lo mejor. Carlos espera que sea así.
Da unos pasos hacia atrás, recorre con la mirada lo que ocurre a su alrededor por última vez, se detiene unos segundos en sus amigos, en Mary… y sale corriendo esperando así poder huir de todo esto, ser capaz de alejarse de todo lo sucedido y que solo se tratará de una pesadilla. Pero no importa cuánto corra no puede escapar.
Ahora nadie sabe donde pueda estar, nadie lo ha visto desde entonces.

Tres días han pasado desde la muerte de Mary y Hitomi seguía sin salir de su habitación ni siquiera para comer, preocupando más a su madre y sus amigos. Además también estaba el hecho de que seguían sin saber el paradero de Carlos.
Al día siguiente pero en otro lugar Sith hacia nuevos planes, buscaba nuevas formas de destrucción de eliminar a todas las personas que consideraba indignas de seguir con vida, las personas que los odiaban y juzgaban sin conocerlos.
Pero en ese momento tenía algo más importante que hacer, dos personas los habían encontrado. No era la primera vez pues siempre había alguien que los buscaba para unirse a su causa. Lo que los hacia importantes era que uno era “normal” y este pedía hablar con Sith. El acepto solo para matar su curiosidad ¿quién iría a un sitio donde seguramente lo matarían solo por ser quien es con la única compañía de una chica?
-¿Qué es lo que quieren?- pregunto Ken tan pronto estuvieron a solas y se acostaba en un viejo mueble de la improvisada habitación tiempo atrás. Las personas que se encontraban en esta conversación privada, además de Sith, eran Ken, este por sus insistencia y porque Sith se veía reflejado en ese chico, y los dos recién llegados. Un hombre de 22 años y una adolecente de 17 años, por sus rasgos parecían orientales, o al menos su ascendencia.
-¿Es que no le han enseñado modales?- pensó el joven –primero que nada me llamo Takuya y ella es mi hermana Akari- se presento, este usaba una especie de auricular, Sith le resto importancia pensando que solo se trababa de un teléfono y en caso de usarlo, ellos no tendrían problemas pues eran más de 60 personas ahí y los gemelos Julio y Javier se encontraban con ellos en esos instantes si las cosas se complicaban demasiado.
-Yo cree una fundación con la intensión de mejorar las relaciones de las personas con poderes y las que no- siguió Takuya
-Otro tonto- pensó Ken mientras rodaba los ojos fastidiados, muchos creían que podían cambiar el mundo de esta forma, pero a la hora de la verdad todos se echaban para atrás, aunque eso debía reconocer a él por estar aquí por sus ideales.
-Por eso vengo aquí, para hacer que entren en razón y terminen con todo esto, solo traen dolor y desgracia; en varios lugares ya empiezan a imitarlos y si siguen así las cosas se pondrán peor…
-Ya ha ocurrido- lo interrumpió Sith con tranquilidad hasta que le entrego unos papeles para mostrar una sonrisa burlona –será oficial en dos días, y la propuesta ha estado desde hace semanas, solo fue necesario un pequeño error para que ellos ya estén dispuestos ha cazarnos de nuevo
-No…no lo entiendo
-¿¡Como no puedes entenderlo!?- grito furioso Sith -quieren pasarlo como algo legal “poniendo en custodia” a todos los registrados para “evitar un mayor desastre”- pateo una lata tirada, la cual reboto en la pared antes de rodar un poco y detenerse –por estas cosas como estas ellos tienen que ser eliminados
-¡Pero no todos son así!- grito ahora Takuya mientras se levantaba
Sith lo miro un momento, analizándolo, antes de mostrar una cruel sonrisa
-¿Y tu porque lo haces? ¿no es solo porque tu hermanita es una de los nuestros?
La cara de Takuya era todo un poema. Estaba sorprendido, pálido, sin habla, no tardo mucho antes de correr su mirada
-Jajaja eres un hipócrita, hay muchos como tu solo fingen importarles los demás pero solo quieren proteger a su ser “amado” jajaja- se puso serio por un momento, recordando, antes de seguir -son escasas las personas sinceras, solo he conocido a una, y el abuelo de los gemelos era igual pero lo mataron por eso
Los otros tres quedaron pensando un momento en lo que dijo. Ken recordó que Javier y Julio le comentaron que su abuelo, cuando todo comenzó, era un partidario a su favor y cuando ellos descubrieron sus poderes su motivación aumento, pero un par de años después lo mataron junto con otros con los mismos ideales.
-Las personas buenas siempre son las primeras en morir- pensó Ken al recordar también a su madre

Otro día a pasado y Hitomi sigue encerrada en su cuarto. Matt fue a hablar con ella para hacerla salir de su cuarto.
-Soy Matt- dijo después de tocar dos veces sin recibir una respuesta. Toco una tercera vez con el mismo resultado. Tras un suspiro cansado se sento apoyándose en la pared.
Como las veces anteriores, le dijo cosas con las que creía convencerla para salir. Lo preocupados que estaban todos, que no tenía que sentirse así, la desaparición de Carlos y sus vanos intentos de encontrarlo. También le conto sobre la razón que creía de su desaparición, lo que todos pensaban sobre eso y como lo culpaban injustamente. Matt se sentía responsable de eso, pues fue él quien le aconsejo irse, pero en ese momento creyó que era lo correcto. Además le conto como iba el velatorio de Mary, quienes iban, entre quienes le pareció ver a Esteben. Él pensaba que también se culpaba por lo que ocurrió, pero puede que él era el único que podía realmente culparse pues fue quien llevo el arma.
Paso una hora hablando, prácticamente sin parar, entre esas cosas sin importancia. Pero como siempre sin ningún cambio. Dio un suspiro cansado. Debía encontrar una forma para ayudarla, aunque ya no sabía que más hacer. Entonces se pregunto que hubiera hecho Mary en su lugar. Después de todo ella siempre encontraba las palabras para animarlos. Fue entonces que se le ocurrió algo.
-¿Sabes? Creo que a Mary no le gustaría que estuvieras así por su muerte. Ella nunca te culparía, ni te recriminaría nada- cayó un momento para recordar algo –Miyako conto que no había forma de salvarla, incluso con tu poder no había forma de evitar su muerte- volvió a callar un momento para ver su reacción, pero no ocurrió nada –todo lo que paso fue un accidente… un trágico accidente, no es culpa de nadie lo ocurrido
Espero otro momento pero siguió sin haber un cambio. Suspiro cansado y se levanto dispuesto a marcharse, pero antes de dar un paso, la puerta se abrió lentamente, dando paso a la pelinegra. Ella se encontraba solo con su ropa interior, el cabello totalmente desarreglado, pálida y con los ojos rojos de tanto llorar.
-¿D-de verdad… crees eso?- pregunto en un susurrando evitando llorar nuevamente
-Claro que si- contesto intentando mostrar en su voz tranquilidad, aunque sus ojos mostraban una gran ternura al igual que alivio, mientras se acercaba a ella -si ella estuviera aquí te diría lo mismo- aparto unos mechones de su frente antes de que ella se lanzara a sus brazos y rompiera a llorar. Matt no tardo mucho para unirse en el llanto a su amiga.
Pasaron mucho tiempo abrazados, compartiendo su dolor y su tristeza.

Más tarde en una casa abandona hace muchos años, tantos que casi toda era cubierta por yerbas, y unas partes de la casa se habían caído, en las afueras de la ciudad. En el fondo de la construcción se encontraba Carlos. Ese lugar era donde jugaba él y Sergio, pero luego de un accidente dejaron de ir y casi se habían olvidado de el, por eso Sergio apenas iba a revisar ese lugar. Se dio un golpe en la frente cuando se acordó de este y era adecuado para esconderse pues casi nadie pasaba por esos lugares. Tardo un poco en encontrarlo. Carlos se encontraba hecho una bolita durmiendo, en un rincón de la casa donde aún tenía techo.
-¿Sergio? ¿qué haces aquí?- pregunto Carlos sorprendido al verlo después de despertarse
-Vengo por ti, todos estamos preocupados
-No todos, solo ustedes, seguro que ni mis padres se han preocupado- su amigo no dijo nada pues era la verdad, los únicos que habían estado buscado o pregunta por él eran ellos- además es mi culpa que Mary muriera
-Eso no es verdad, solo fue un accidente
-Que se pudo haber evitado si no hubiera estado ahí
-También pudo evitarse si Esteben no hubiera llevado el arma, si Hitomi hubiera usado sus poderes, o si Matt y yo hubiéramos logrado quitar a Esteben el arma, pero no fue así, no eres el único que se culpa, de una u otra forma todos somos culpables, pero de nada sirve lamentarse eso no cambiara lo ocurrido
-Vamos- dijo Sergio luego de estar varios minutos en silencio mientras estiraba su mano para ayudarlo a levantarse
-¿A dónde? No puedo regresar a casa
-Con Hitomi ahí no tendremos problemas y puedes comer algo, le pediré a Matt algo de ropa para ti, te ves horrible y apestas uff como no tienes idea- hizo un ademan para decir que apestaba, eso saco una risa a Carlos
-Vamos no huelo tan mal- bromeo intentando abrazarlo para “pegarle su mal olor”
-Jaja claro para ti- jugaron un poco antes de irse
-Esta será la última vez que los vea- pensó con tristeza pues antes de la llegada de Sergio había tomado una decisión

Mientras tanto en a miles de km de distancia, en la capital, otra situación se desarrolla.
-¿Estás seguro?- pregunto el chico pelinegro de 17 años con rasgos orientales a su amigo
-Totalmente- contesto. Él es de cabello castaño claro, con varias pecas en su cara, un año mayor que el pelinegro.
Ambos revisaban un correo que recibió el mayor. En este mostraba los documentos que Sith le había mostrado a Takuya, los cuales había encontrado Ángel y había enviado a todos los registrados. En ese momento muchos tomaban propias decisiones al respecto y ellos no eran la excepción.
-Debemos irnos- declaro nervioso mientras se levantaba y empezaba a ir de un lado a otro en su habitación.
-Prepara todo, voy por Ai- dijo con tranquilidad en la puerta -ella es como nosotros- explico al leer en su mente -nos veremos donde siempre
-Hola- contesto su celular con indiferencia una chica de 15 años, cabello negro corto hasta los hombros, piel blanca y rasgos orientales. Aunque en ese momento tenía los tenía cerrados, tenía unos preciosos ojos azules oscuros como el zafiro.
-Hola amor
-Kaito- dijo sorprendida, pero también feliz, levantándose de su cama –creí que nos veríamos más tarde, mis padres aún están aquí pero creo que puedo escaparme…
-Primero toma todo lo indispensable para irnos
-¿De qué hablas?- pregunto extrañada pero también esperanzada. Desde que se hicieron novios lo que más deseaba era poder irse finalmente de su casa y estar con él, pero eso no era posible mientras aún fuera menor de edad, sus padres encontrarían una forma de robarle su felicidad como siempre lo habían hecho.
-Luego te lo explicare mejor, pero debemos huir, corremos peligro
-Ok, estare lista en media hora
-Bien te esperare afuera de tu casa- cortaron comunicación.
Después de media hora ambos se reunieron antes de irse a encontrarse con Irvin. Cuando llegaron este no se encontraba solo pues estaba en compañía de otro chico de la misma edad de Kaito, de cabello café oscuro, de piel morena y ojos oscuros.
-No esperabas irte sin despedirte de mi ¿verdad?- dijo el castaño al ver a la pareja
-¿Quieres la verdad José?- bromeo Kaito mientras hacían su saludo
Los tres chicos se conocían porque mucho tiempo vivieron en el mismo orfanato. Solo no tenía poderes de los presentes, pero eso no impedía su amistad a diferencia del resto no se alejo de ellos.
-Los voy a extrañar- les dijo José mientras tomaban sus cosas y revisaban que tuvieran todo lo necesario para sobrevivir por si solos –incluso a ti Ai
-Pues yo a ti no- dijo la chica secamente
-O vamos se que también te agrado
-Si claro- agrego sarcásticamente
Kaito se rio de la escena pues leyendo la mente de su novia sabía que si lo extrañaría, aunque ella no lo mostraría abiertamente, solo ante él mostraba su verdadera forma de ser.
-Esperemos que podamos vernos en el futuro- dijo Irvin
-yo también, solo espero que ese momento sea mejor que este
-Todos queremos eso- susurro Ai mirando hacia la calle
Los tres jóvenes partieron para seguir en libertad, no sabían a que se enfrentarían pero no se dejarían vencer fácilmente

Al día siguiente se llevo a cabo el entierro de Mary y sus amigos irían a despedirse de ella por última vez. Incluso Carlos, aunque este se encontraba escondido a los ojos de los demás. Ninguno de ellos quería saber lo que ocurriría si se presentaba. Pero algo más interesante estaba pasando en otro lugar. Daniel intentaba comunicarse con Selene, pero no lograba hacerlo pues en cada intento sonaba ocupado. Había tenido una visión. Necesitaba comunicarse lo más pronto posible con ella.
-Hola- contesto la mujer luego del decimo intento del chico
-¡Deben salir de ahí!- casi grito desesperado
-¿Daniel?¿De que hablas?
-Tuve una visión- contesto intranquilo- son el próximo lugar del ataque
-¿Cuando?
-No lo sé, no lo se, pero tienen que salir ahora
-No te preocupes, nos pondremos a salvo- e intentare una mayor catástrofe- pensó
-…y no le digas a nadie sobre el poder de la niña- susurro luego de tener una nueva visión
-¿De que niña?- frunció el ceño
-La que apenas llegó, se la intentaran llevar por su poder sin impórtales el trato que hiciste- contesto y ella empuño su mano libre. El trato que había hecho lo comparaba con hacer uno con el diablo pero cree que es lo único que podía hacer por los niños, ahora no estaba segura.
Al colgar salió siguiendo con las visiones que empezaron dos horas antes, todas ellas de muertes, de los ataques. El único lugar que reconoció fue Orizaba y por eso llamo a Selene, pero los demás… no tenían ni la menor idea de donde fueran. Minutos más tarde choco con un hombre que iba tan distraído como él.
-También tengo que irme- pensó al ver el futuro de ese hombre.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Me di cuanta que tengo varios capitulos de esta historia sin publicar, pero prefiero cumplir con el calendario así me da un gran margen y no me retrace. Aunque como ya esta escrito no cambie mucho a lo que tenía. Así que perdonen todos lo errores que hay. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Final de Naruto

Con 700 capítulos, reunidos en 72 tomos, el manga de Naruto llega a su fin después de 15 años de publicación. Aunque el anime basado en el manga sigue trasmitiéndose, pero su final se acerca pronto, además tiene 9 películas y en Diciembre se tiene previsto el estreno de otra: The Last. Puede que para muchos el fin de este manga no sea gran cosa. Pero durante 15 años ha formado parte de la vida de miles de personas. Para mi mucho menos, pues lo conocí gracias que fue trasmitido por televisión abierta durante mi adolescencia, debo conocerlo por lo menos 10 años.


En aquel entonces no llegue a verlo más allá del examen chunnin. Un par de años después lo volví a ver por Cartoon Netword, termine Naruto y empece Naruto Shippuden. Por aquel entonces estaba aprendiendo sobre lo que me permitía ver y leer el Internet de forma gratis, aunque ilegal. Por eso, cuando terminaron de trasmitir capitulos nuevos y viendo que podía ver anime gratis por internet empezé a investigar y quede impresionada …

Orar

Nunca considere hacerlo, siempre me burle de quienes lo hacían.
Pero hoy desesperado y sin nadie en quien confiar.
Ruego que mi plegaría sea capaz de llegar a alguien, a quien sea, y me pueda brindar una mano a esta alma desesperada.

Recomendación de Fanfiction: Saga Alianza

Disclaimer: Tanto los fanfics como las imágenes no son mías. Las imágenes son fanart hechos por fans de la saga basados en algo ocurrido en ella.

El día de hoy les traigo una recomendación de una saga de fanfics que me ha encantado de Harry Potter. Pero antes de hablarles de la saga les quiero advertir de su contenido. No se preocupen no es nada malo pero puede que algunos no les guste algunas cosas.

Advertencias:
-El fanfic empieza inmediatamente después del final de los libros de J. K. Rowling
-Incluye slash (relación homosexual), las parejas principales son Draco/Harry y Scorpius/Albus. Ambas relaciones se desarrollan durante la saga, incluso empiezan hasta un par de fanfics después.
-Lemon (escenas de sexo explicito) slash
-Muerte de Personajes. No se preocupen los protagonistas no xD

Siendo ya previamente advertidos y aún así les interesa esta saga empezare hablar sobre ella.

La saga Alianza fue creada por Helena Dax. La cual consiste en una serie de siete fanfics, actualmente cin…