Ir al contenido principal

New Destiny - Capitulo 10


Capitulo 10

Ha pasado una semana desde el terremoto en donde Hitomi fue capturada por el ejército. Pero antes de ver que le ha pasado vamos a irnos a miles de kilómetros de distancia, al otro lado del Océano Pacifico. Vamos al hogar de Takuya. A Tokio.
Desde el pequeño balcón de su departamento, veía la ciudad. Ahora no había demasiados edificios altos, eran contados los mayores de 6 pisos. En la distancia se lograba distinguir a la reconstruida Torre de Tokio, el símbolo de la ciudad. Se quedó ahí hasta que escucho el ruido de la puerta y entro para ver quien llegaba. Era Miyako, su compañera.
Es extraño como llegaron a conocerse. Fue después de que su hermana descubrió su poder. Una forma para nada normal, pensaba él.
Fue durante una exposición organizada por su facultad, la de ingeniería y mecánica. Donde los estudiantes presentaban un proyecto o un invento que realizaron durante sus estudios. Unos trabajos eran individuales y otros en equipo, entre estos unos eran de distintas especialidades hacían estos más interesantes.
También montaban trabajos más simples para que los niños se interesaran. Pues el evento era abierto a todo el público.
Su hermana, junto con un par de amigas, recorrían el lugar mientras él estaba es su puesto revisando por última vez su prototipo. Se trataba de un traductor universal. Actualmente existían traductores más avanzados que antes y podían usarse mientras se hablaba. Su único defecto es que solo funcionaban con dos idiomas.
El suyo tenía la apariencia de un intercomunicador y cuando se activaba podía escuchar la traducción de algunos idiomas, pero al hablar solo se podía traducir un idioma a la vez. Para poder comunicarse con varias personas de distintas lenguas, como en el caso de conferencias internacionales, todos tendrían que usar los traductores para poder comunicarse sin importar ese detalle.
De pronto escucho gritos y un ligero temblor. Se extraño que algunos se asustaran con lo normal que son los temblores en Japón y uno tan débil no debería preocupar a nadie.
-¡Takuya!¡Takuya!- escucho los gritos desesperados que lo llamaban de un compañero que corría hacia él –Akari… ella… ella- dijo nervioso entre bocanadas de aire para recuperarse
-¿Qué pasa con ella?
-No sé, no sé, de pronto… las cosas empezaron a volar alrededor de ella y… y…
-¿De que hablas?
-Será mejor que lo veas tu mismo- le dijo antes de guiarlo hasta donde estaba se hermana menor
Al llegar vio a gente reunida, unos con celulares grabando lo que pasaba, otros asustados sin saber que hacer y unos pocos llamando a la policía.
Como pudo paso entre toda esa gente para poder ver a su hermanita.
Akari estaba de rodillas, con las manos en la cabeza, llorando sin entender lo que ocurría. Varios cosas de metal girando a su alrededor, todas pequeñas, no mayores de la palma de su mano. Los demás temblaban en sus sitios, en un radio no mayor de 2 metros como si quisieran unirse a la extraña danza realizada alrededor de la chica.
Como todos, Takuya se quedó estático sin saber como actuar. Quería ayudarla, pero como hacerlo si no tenía ni la menor idea de lo que ocurría. Entonces vio como un compañero, al cual todos repudian por su poder se acercaba. No eran cercanos, apenas conocidos. En ese entonces su postura era neutra sobre ese tema. Es lo que decía cuando le preguntaba. Si se veía obligado a tratarlos los trataría como a cualquier otro, pero si podía los evitaba.
Él se acercó a su hermana y la abrazó. Le susurro para solo ella pudiera escuchar y ella a veces movía la cabeza para asentir o negar. Hasta que todo se detuvo y como si las distintas cosas hubieran dejado de ser sostenidos por los hilos invisibles cayeron al suelo produciendo un fuerte estruendo.

Akari aun sollozaba en los brazos del desconocido que la había ayudado a calmarse y controlar un poco ese extraño poder que había despertado en ella repentinamente. Cuando vio a su hermano acercarse prácticamente salto encima de él para abrazarlo y romper a llorar de nuevo.
Tenía miedo, no sabía porque tenía ese extraño poder que no entendía. Además tenía por su futuro.
-Ahora ya no podrás decir que eres neutro- alcanzo a escuchar que le decían a su hermano con algo de lastima antes de que el chico se marchara y dejara solo a los hermanos
Ella lo entendía y eso era lo que más le preocupaba. La opinión de su familia y lo que pasaría con ella por esto. A pesar de ser considerada como la preferida, la reacción de su familia que odiaba totalmente a ellos, aunque debería empezar a pensar como nosotros. Solo esperaba que su relación con Takuya no cambiara. Era sobreprotector con ella, aunque era molesto a veces, no quería que eso cambiara. ¿Qué tanto cambiaría su vida por esto?

Un par de días más tarde viajaban a Kyūshū, donde se encontraba su ciudad natal. Donde estaba la casa familiar. Takuya se había mudado a Tokyo para ir a Tōdai, la Universidad de Tokyo. Cuando paso el “accidente” Akari estaba de visita por los días festivos en su escuela. Poco después de eso hecho la cabeza familiar, él tío de ambos, se enteró de lo ocurrido los hizo ir lo más rápido posible. Su familia se dedica al comercio, principalmente. Siendo su primo quien ocupara el lugar de su padre, Takuya podía dedicarse a lo que quisiera y salir de la casa de su familia. La cual les pertenecía desde hace muchas generaciones.
Tan pronto llegaron fueron llevados a la sala donde estaban reunidos sus tíos y sus padres. Las personas mayores en la casa. Les hicieron unas preguntas para confirmar lo que era sabido. De un silencio de unos minutos que les pareció eterno les dijeron lo que ya sabían y temian.
Akari empezó a soltar unas lágrimas que no logro reprimir más cuando los escucho. Pero aun así hacía lo posible para no romper a llorar ahí. Se desahogaría cuando estuviera lejos de esa casa y sola. O eso creía ella. Pues Takuya les pidió poder encargarse de ella. Le preguntaron si sabía lo que ello significaba. Se quedo mirando al suelo un momento, después vio Akari y su resolución se vio reafirmada. Esto les dio lastima a los mayores, pero siendo su decisión no podían hacer nada. Hablaron un poco más antes de que los hermanos se fueron para siempre de la casa donde crecieron.
Tiempo después conoció a Miyako. Después de notar que ella necesitaba un lugar donde vivir cuando naciera su bebé y el alguien que le ayude a pagar el departamento. La pensión que recibían, principalmente por el hecho de que Akari aún es menor de edad, no les era suficiente. Empezaron a vivir juntos. No sabe mucho del pasado de ella. Solo lo necesario para ponerlos en peligro.
A veces le sorprendía cuanto había cambiado su vida desde ese suceso. Empezó a ver las cosas diferentes y las cosas a su alrededor cambiaron. Por ahora no pensaría en eso y decidió entrar y ayudar a Miyako con la compra.
-¿Has escuchado las noticias?- pregunto Miyako al terminar
-¿Cuál de todas?- tomo un trago de un refresco que acababa de tomar
-Sobre la oferta de EU- dijo seria como siempre
-No- la miro interesado incitándola a hablar
-Por ahora son propuestas- empezó indiferente- pero tras la medida de México, y que otros países están pensando tomarla por sus propios problemas, están pensando en volver a dar acilo, incluso la nacionalidad a los que no quieran ser arrestados, eso no me gusta
-A mi tampoco, se parece a lo que hicieron hace 20 años ¿has escuchado el rumor de que lo hicieron para que, cuando fuera necesario, formaran parte del ejercito?
-Si, y no sería diferente a lo que han hecho los Yakuzas- torció la boca ante el recuerdo de la familia a la que perteneció hasta hace unos meses –es por nosotros que tienen a todos bajos sus ordenes- dijo más para si que para Takuya molesta
El llanto de su hija la saco de esos pensamientos y fue atenderla. Estaba harta de los Yakuzas y por eso había escapado de ellos. Pero no le iban a permitir olvidarlos fácilmente. Además su hija era un constante recuerdo de ello, cada día temía que se la arrebataran por quien era su padre. Pero mientras ella estuviera viva no se enteraría de su relación. No permitiría que su hija viviera lo mismo que ella.
-¿Has escuchado el rumor de Adrik?- pregunto Takuya desde la puerta para no molestarlas
-¿El ruso? ¿Él que mano, no sé, más de 100 personas en el último año?
-Ese mismo
-Si, el que estaba muerto ¿no?
-No, eso es lo que dijeron al no encontrarlo y tranquilizar al mundo. Pero dicen que esta ahora en México ayudando al “movimiento” –Miyako giro a mirarlo con sorpresa –no sé que esta pensando Sith- dijo más para si que para ella
-Que es mejor un asesino para exterminarlos ¡¿Qué?!- pregunto al ver su cara de reproche
-¡Eso no esta bien! Al hacer eso solo empeora las cosas ¿es que no te importa?
-Realmente, no- contesto con simpleza –yo solo quiero estar en paz y que Aiko sea feliz, todo los demás no me importan
-Pero…
-Ya hiciste lo que podías- lo interrumpió –intenta vivir con eso y haz lo que puedas para vivir como quieras
-No debe haber una forma para cambiar todo eso
-Suerte con eso
-Hermano- dijo Akari tan pronto entro al departamento. Su voz mostraba su miedo y nerviosismo, preocupando a ambos jóvenes –creo que alguien me sigue
Miyako fruncio el ceño. Se acerco a la ventana, teniendo cuidado que desde afuera nadie la viera, se fijo en la calle. Frente al edificio distinguió un choche negro. De este salieron dos hombres vestidos completamente de negro. Eran yakuzas.
-Debemos irnos- les dijo a los hermanos
Lo que más temía estaba sucediendo, la encontraron. Aunque no era la primera vez. Se había mudado de ciudad 3 veces tan pronto como la localizaban. Pero esta era la primera vez que se acercaron tanto y los hermanos estaban involucrados, aunque no tenía ni idea hasta que punto. Pero si era cierto lo dijo por la chica. Ellos también estaban en peligro y más si sabían sobre sus poderes.
En una pañalera tenía todo listo. Incluyendo una buena cantidad de dinero. Si los hubiera descubierto antes podría huir con mayor facilidad y con algo más. Tomo a la niña y fue a la sala donde encontró a los otros con unas mochilas.
En algún momento ella le conto todo a Takuya. En un principio no les importaba, pero con el tiempo los considero como amigos. Miyako le dio una pistola, fácil de usar. Ella prefierio algo más grande en caso de no poder salir del edificio sin ser notados.
Salieron por las escaleras de emergencia. Faltándoles un piso por bajar ellos aparecieron. Un pequeño encuentro sucedió. Pero en menos de 5 minutos Mikayo se deshizo de ellos. Se habían olvidado de su poder y que en ningún momento desaprovecharía lo aprendido con ellos.
-Escóndase por una o dos semanas- les dijo en medio de la multitud en una estación de trenes que habían llegado en un taxi. Esto para despistar en caso de que hubiera alguno más y los siguiera.
-¿Qué haras tú?- pregunto Akari
-Largarme de aquí, voy a ir al Aeropuerto de Chiba y tomar el primer avión, si es al extranjero mejor
-No te preocupes- dijo con media sonrisa –se cuidarme sola y Aiko estará bien, ustedes deben ser los que tengan cuidado, tú- miro a Takuya –estas empezando a tener un poco de impacto y seguramente los Yakuzas te buscaran si se ven amenazados por ti. Al no estar irán tras Akari
Ambos asintieron y se despidieron para seguir su propio camino. A pesar de que Takuya y Akari no tenían ni idea de a donde ir, poco dinero disponible y no podían recurrir a su familia. Confiaban en que todo saldrá bien. Eran lo único que tenían.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Final de Naruto

Con 700 capítulos, reunidos en 72 tomos, el manga de Naruto llega a su fin después de 15 años de publicación. Aunque el anime basado en el manga sigue trasmitiéndose, pero su final se acerca pronto, además tiene 9 películas y en Diciembre se tiene previsto el estreno de otra: The Last. Puede que para muchos el fin de este manga no sea gran cosa. Pero durante 15 años ha formado parte de la vida de miles de personas. Para mi mucho menos, pues lo conocí gracias que fue trasmitido por televisión abierta durante mi adolescencia, debo conocerlo por lo menos 10 años.


En aquel entonces no llegue a verlo más allá del examen chunnin. Un par de años después lo volví a ver por Cartoon Netword, termine Naruto y empece Naruto Shippuden. Por aquel entonces estaba aprendiendo sobre lo que me permitía ver y leer el Internet de forma gratis, aunque ilegal. Por eso, cuando terminaron de trasmitir capitulos nuevos y viendo que podía ver anime gratis por internet empezé a investigar y quede impresionada …

Orar

Nunca considere hacerlo, siempre me burle de quienes lo hacían.
Pero hoy desesperado y sin nadie en quien confiar.
Ruego que mi plegaría sea capaz de llegar a alguien, a quien sea, y me pueda brindar una mano a esta alma desesperada.

Recomendación de Fanfiction: Saga Alianza

Disclaimer: Tanto los fanfics como las imágenes no son mías. Las imágenes son fanart hechos por fans de la saga basados en algo ocurrido en ella.

El día de hoy les traigo una recomendación de una saga de fanfics que me ha encantado de Harry Potter. Pero antes de hablarles de la saga les quiero advertir de su contenido. No se preocupen no es nada malo pero puede que algunos no les guste algunas cosas.

Advertencias:
-El fanfic empieza inmediatamente después del final de los libros de J. K. Rowling
-Incluye slash (relación homosexual), las parejas principales son Draco/Harry y Scorpius/Albus. Ambas relaciones se desarrollan durante la saga, incluso empiezan hasta un par de fanfics después.
-Lemon (escenas de sexo explicito) slash
-Muerte de Personajes. No se preocupen los protagonistas no xD

Siendo ya previamente advertidos y aún así les interesa esta saga empezare hablar sobre ella.

La saga Alianza fue creada por Helena Dax. La cual consiste en una serie de siete fanfics, actualmente cin…