miércoles, 6 de abril de 2016

Palabras


Para muchos la pistola, la espada, el cañón, la bomba nuclear, son armas poderosas, pero para mi son las palabras las armas más fuertes y temibles de todas.
Seguro pensaras que no pueden hacer daño, pero la verdad es que son capaces de herir tan profundo que sientes que dañan hasta el alma. Dejando cicatrices difíciles de eliminar.

1 comentario:

J.P. Alexander dijo...

Muy cierto te mando un beso, buena reflexión